Quantcast

La importancia de una buena higiene postural en el teletrabajo

En los últimos días, no paran de salir noticias relacionadas con el Coronavirus también conocido como (COVID-19). Para evitar el contagio las autoridades sanitarias han recomendado a las empresas que todos sus trabajadores que puedan opten por la opción del teletrabajo.

Gracias a las nuevas tecnologías muchos de los puestos de trabajo hoy día es posible trabajar desde nuestra casa como si estuviéramos en la oficina, pero tanto si teletrabajamos como si nos toca seguir trabajando en la oficina, es necesario mantener una serie de recomendaciones para que al acabar nuestra jornada laboral nuestro cuerpo no se vea resentido.

La necesidad de una buena silla y mesa es primordial en el teletrabajo y en cualquier oficina

Debido al alto número de horas que vamos a permanecer sentados, es importante elegir una buena mesa y silla de oficina que nos permita trabajar cómodos en nuestro domicilio o lugar de trabajo. 

  • La silla a utilizar debe permitir poner los pies sobre el suelo y mantener las rodillas a nivel de cadera. En su defecto debemos utilizar algún reposapiés y ajustarlo a la altura que necesitemos.
  • Nuestra espalda debe de estar apoyada en el respaldo de la silla y lo más recta posible, manteniendo su curvatura normal. Además es importante fijarnos que las rodillas y la cadera deben de estar siempre en un ángulo de 90º.
  • Si trabajamos con el ordenador, una de las partes más importantes que debemos cuidar es nuestro cuello, por eso la pantalla debe estar colocada a una separación mínima de 45 cm y colocada a la altura de los ojos y el teclado y ratón deben estar a al altura de los codos.
  • La luz es también una parte fundamental en nuestro día a día para cuidar nuestra visión, por eso en el que hayamos elegido para teletrabajar, es recomendable que tenga la mayor parte del día luz natural, y colocar la pantalla de tal manera que evitemos los molestos reflejos.
  • Además es recomendable cada una o dos horas hacer movimientos laterales y superior e inferior con el cuello durante 2-3 minutos para que los músculos no se mantengan siempre en la misma posición. Por último, es muy importante que realices durante al menos una hora al día ejercicio físico y realices estiramientos después del ejercicio o jornada laboral.

Con estos pequeños consejos, seremos más productivos en el trabajo y al finalizar el día nuestro cuerpo se sentirá menos cansado y resentido.

Ir arriba