Quantcast

Cómo mejorar nuestra calidad de vida en nuestro día a día

Todos los que vivimos en las grandes ciudades sabemos que no llevamos una vida especialmente tranquila, el estrés que supone vivir y trabajar en una gran ciudad, la contaminación, las prisas, el transporte público, las reuniones, cuidar a nuestra familia compatibilizando el trabajo en la oficina o con el teletrabajo, nuestra vida puede volverse muy estresante.

Por estos motivos, es bastante probable que en el último año nuestra calidad de vida en cualquier ciudad haya empeorado notablemente. Desde Fisiofy, te vamos a recomendar pequeños trucos que te van a ayudar a mejorar poco a poco esa calidad de vida, a sentirte mejor contigo y lo más importante, mejorar el ánimo todos los días de la semana. Son pequeños consejos que hemos estructurado en:

Mejorar nuestra alimentación

La alimentación es la pieza fundamental para sentirnos bien, llevar una dieta sana y equilibrada con todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo nos ayudará a tener la energía suficiente para desarrollar nuestro día a día sin problema.

Es recomendable realizar las 5 comidas al día, desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Todos sabemos que las prisas no son buenas y muchas veces por este motivo abandonamos nuestra alimentación comiendo productos procesados o envasados, productos que no son muy recomendables consumir habitualmente en nuestra dieta.

En nuestro día a día debemos resaltar la importancia de las frutas, verduras, cereales integrales, los productos lácteos como la leche y los quesos sin grasa o bajos en grasa. Además, debemos incluir una variedad de alimentos con proteínas como son las carnes magras, pescados, mariscos, huevos, legumbres, productos de soya, nueces y semillas. No debemos olvidar la importancia de beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día para mantener nuestro cuerpo hidratado y no abusar de la sal y el azúcar.

Por último, si queremos complementar un poco más nuestra dieta, podemos añadir a nuestra dieta alimentos vegetales de alta calidad.

Practicar deporte

Otro aspecto a tener en cuenta es practicar tu deporte favorito al menos 2 o 3 veces por semana. Realizar cualquier deporte de cardio te ayudará a:

  • Colabora en el mantenimiento del peso ideal y previene la obesidad.
  • Baja las cifras la tensión arterial.
  • Previene las elevaciones de la glucosa y reduce las necesidades de insulina en los diabéticos.
  • Eleva el nivel de colesterol bueno (HDL) y disminuye los triglicéridos.
  • Mejora la agilidad, potencia los reflejos, aumenta la velocidad y refuerza la resistencia.
  • Disminuye el riesgo de padecer osteoporosis.
  • Al incrementar los glóbulos blancos en circulación, defiende al organismo del desarrollo de células cancerígenas y de infecciones causadas por virus, bacterias y parásitos.
  • Reduce la ansiedad y la depresión, y aumenta la autoestima.
  • Puede favorecer que los niños y adolescentes no se inicien en el tabaquismo.
  • Enseña a aceptar las reglas, valorar el compañerismo, integrarse y asumir responsabilidades.
  • Disminuye la tendencia a desarrollar actitudes agresivas.
  • Estimula el rendimiento académico.
  • Ayuda a tomar conciencia del cuerpo y de su cuidado.

Realizar estiramientos

Después de finalizar cualquier deporte siempre es casi obligatorio realizar estiramientos de todos los músculos del cuerpo para evitar lesiones y contracturas.

Además de realizar 2 o 3 veces por semana cualquier deporte de cardio puedes complementarlo con varias sesiones a la semana de yoga o pilates. Te ayudará a rebajar los niveles de estrés y a fortalecer los músculos de tu cuerpo y ayudándote a mejorar tu higiene postural si trabajas sentado frente a un ordenador durante tu jornada laboral.

Dormir las horas necesarias

El descanso es otro de los aspectos fundamentales para mantener la energía durante todo el día y mantener nuestro cuerpo descansado. Se recomienda descansar de media entre 6 y 8 horas diarias para que nuestro cuerpo se recupere del día anterior. Es recomendable utilizar un colchón y una almohada de buena calidad que se adapte a nuestro cuerpo para conseguir un buen descanso y evitar las bebidas azucaradas y las bebidas con cafeína horas antes de irnos a dormir para conseguir un sueño profundo y reparador.

Fisioterapia

Si los anteriores consejos te han ayudado a mejorar tu calidad de vida en el día a día, no debes olvidar la figura del fisioterapeuta. Todos los que trabajamos sentados durante largas horas delante del ordenador mantenemos durante muchas horas la misma postura y esto puede provocar que la zona se resienta. Es recomendable que realices estiramientos cada 2 o 3 horas para evitar que las zonas del cuello, hombros y brazos se carguen.

Por otro lado, si trabajas en profesiones que requieran de un mayor esfuerzo físico, debes tener cuidado con las posturas que haces y evitar coger peso para no lesionarte.

Independientemente de la profesión en la que trabajes o si eres deportista, cada cierto tiempo es recomendable asistir a una sesión de fisioterapia con un profesional cualificado, te ayudará a eliminar esas tensiones y a mantener las zonas que más sufren por el trabajo o por el deporte en buen estado. Aunque no lo creas, aunque te sientas en buen estado es mejor asistir a un fisioterapeuta cada 2 meses para mantener la zona en buen estado a esperar a que la zona se resienta más, te molestará menos las técnicas que aplique el fisioterapeuta y te ayudará a mantenerte en mejor forma.

Para finalizar, si por cualquier razón te resulta difícil encontrar una clínica de fisioterapia cerca de tu domicilio o prefieres no moverte de tu domicilio, siempre puedes probar la fisioterapia a domicilio, las sesiones de fisioterapia son idénticas a las que se realizan en una clínica de fisioterapia, con un profesional cualificado, pero sin moverte de tu domicilio. Tan solo debes reservar cita previa y un profesional acudirá a tu domicilio a la hora que has elegido. En Fisiofy ponemos a tu disposición el servicio de Fisioterapia a Domicilio, puedes pedir cita previa de Lunes a Domingo.

Ir arriba