Dolor lumbar y ciática

El lumbago es la forma coloquial de llamar a la lumbalgia. Es el dolor de la zona baja de la espalda (columna lumbar) situada entre las últimas costillas y la zona glútea, causado por alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral a ese nivel, como ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras. Se estima que aproximadamente el 85% de la población mundial puede llegar a sufrir al menos una vez en la vida un dolor lumbar.

El dolor lumbar lo podemos clasificar en tres clases, basándonos en la zona afectada y sobre todo, en la sintomatología que presenta el paciente. 

  • Dolor lumbar alto: aparece con un dolor muscular concentrado generalmente en uno de los dos lados, es agudo y mejora ligeramente al movimiento. Puede aparecer también dolor en barra, que engloba ambos lados de la zona lumbar. 
  • Dolor lumbar “medio”: este tipo de lumbalgia suele aparecer provocando una pérdida de movilidad en la articulación sacroiliaca (pelvis), que no permite la correcta flexión o extensión del tronco (dependerá de cada caso). Normalmente el paciente suele referir que le cuesta erguirse y tiene un punto de dolor muy agudo en la zona cercana al glúteo. 
  • Dolor lumbar bajo: este tipo de dolor, cursa con afectación de la musculatura lumbar y sobre todo glútea y puede aparecer o no, la famosa ciática. 

Ciática:

Es un dolor sordo que aparece generando un recorrido que, puede ser;  desde la zona glútea hasta el pie, desde el glúteo hasta la rodilla o únicamente presenta dolor en la zona glútea. Puede cursar con hormigueos, en las zonas señaladas anteriormente, o en la parte anterior de la pierna y muslo. La zona en la que aparezca el dolor y hormigueo, nos marcará la rama nerviosa afectada y nos dará información sobre si el problema puede ser discal, muscular o de otro tipo, como definición del dolor lumbar tenemos las descripciones anteriores.

  • La causa de cada caso, dependerá de la valoración del paciente.
  • La aplicación del tratamiento adecuado en cada caso, dependerá de los síntomas que presenta el sujeto, y de la VALORACIÓN del sujeto.

Si en algún momento sufres de lumbalgia, lo más recomendable es acudir a un fisioterapeuta de confianza que trate la zona o zonas que están causando el dolor y corregir la dolencia. Si prefieres un tratamiento personalizado si salir de casa, puedes probar los servicios de fisioterapia a domicilio de FISIOFY, nuestros fisioterapeutas te podrán ayudar a recuperarte sin salir de casa y en cualquier horario de lunes a domingo. Puedes reservar cita desde aquí.