Quantcast

Pilates en casa. Tonifica y renueva tu cuerpo

En el anterior post comenzamos con una pequeña introducción al pilates.

Vimos las ventajas que aporta a nuestro cuerpo en todo tipo de personas y edades. En esta segunda parte del post, te explicamos los grandes beneficios que aporta el pilates a tu cuerpo y por qué es muy recomendable practicarlo sin importar la edad que tengas.

El pilates es un ejercicio diferente, provoca una gran mejora en tu cuerpo según lo vas practicando. No vas a hacer grandes esfuerzos, como si estuvieras haciendo pesas o correr sobre una cinta, todo lo contrario.

Es un tipo de ejercicio orientado al trabajo de la musculatura profunda, a partir de trabajo global corporal buscamos mejorar la fuerza y estabilidad de los músculos a nivel general. Mejorando de esta manera, el estado de articulaciones y tejidos que conforman nuestro cuerpo.

Por otro lado, los estiramientos, se utilizarán como complemento a los ejercicios de fuerza y estabilidad para conseguir, relajar las zonas del cuerpo que tienen mayor demanda en las actividades del día a día, para de esta manera mantener todos nuestros músculos y articulaciones saludables y sin dolor.

Aunque el pilates es uno de los ejercicios más completos, no todas las personas que practican este ejercicio buscan obtener los mismos resultados. Por eso, si estás pensando en probar este ejercicio te vamos a detallar cuáles son los beneficios que vas a conseguir si lo practicas a menudo.

Por estética

Practicar a menudo el pilates ayuda a mejorar el estado de nuestro cuerpo, tonificar los músculos, mejorar en estabilidad y fuerza, además de disminuir dolor gracias a que la musculatura, funcionará de una manera más eficiente en las actividades de la vida diaria.

Movimientos más fluidos y mayor flexibilidad

Si eres constante y practicas pilates al menos 2 veces por semana, conseguirás unos movimientos mucho más fluidos y una mayor flexibilidad en todos los músculos de tu cuerpo.

Por salud

Mantener nuestro cuerpo sano es importante, por eso al practicar pilates te vas a sentir mucho más activo, más vital, mejorarán los niveles de estrés, aprendiendo a controlar tu respiración y mejorará el funcionamiento de todo el organismo.

Para mejorar tu postura corporal

Las personas que trabajamos en oficinas a diario, sabemos que estar largas jornadas de trabajo sentados en la silla frente al ordenador, hace que la falta de movimiento perjudique nuestra salud articular, provocando lesiones y dolores musculares.

Para remediarlo es necesario acudir a sesiones de fisioterapia a domicilio eliminar esas molestias. El pilates nos ayuda a depender menos del fisioterapeuta al trabajar la musculatura profunda, que suele estar inhibida por la falta de actividad y movimiento.

Si trabajamos, movilidad, estiramientos, respiración y ejercicios de tonificación muscular,, nuestro cuerpo no sólo se encontrará mejor sino que nos ayudará a tener una mejor higiene postural y con ello, eliminaremos una gran mayoría de lesiones y dolores musculares producidas por estar sentado delante del ordenador.
Si todo lo que te hemos contado hasta ahora del pilates te ha parecido interesante, te proponemos que comiences con estas recomendaciones, en forma de dos pequeños ejercicios para que comiences a practicar pilates en tu casa.

Fortalece tu espalda

Siéntate en un lugar cómodo de tu hogar con las piernas estiradas y la espalda recta sobre una esterilla. Una vez hayas conseguido esta posición y estés cómodo eleva los brazos hacia arriba hasta mantenerlos totalmente estirados. Intenta mantener esta postura durante 15-20 segundos con el abdomen hacia dentro. A continuación relaja los brazos y vuelve a repetirlo durante 10 veces.
Este simple ejercicio te ayudará a mejorar tu postura consiguiendo una postura correcta y recta mientras trabajas la respiración y el abdomen.

Estira la espalda

A continuación vamos a realizar un estiramiento de la espalda, para ello ponte en posición sentada con las piernas totalmente estiradas sobre una esterilla e inclina totalmente tu cuerpo hacia delante hasta que te encuentres en una posición cómoda. Intenta tocarte los dedos de los pies. Dependiendo de tu estado físico es normal que no consigas llegar a tocar tus pies, tranquil@, si eres constante y trabajas el pilates a diario o al menos 3 veces en semana, conseguirás que tu cuerpo vaya poco a poco siendo más flexible y los ejercicios poco a poco te serán más cómodos.

Ir arriba